El freno general de la construcción pone en peligro a toda la industria

person
calendar_today
El cese de la construcción por la pandemia se suma a una caída previa que mantenía el sector. Cuáles son las actividades que dependen de las obras privadas y cómo está el escenario en la ciudad.

En Funes la mayoría de las obras pertenecen al sector privado, el cese de actividad obligatorio desde marzo, se suma a una caída a nivel nacional registrada en febrero. Algunos trabajos pueden reinventarse y continuar, pero otros no. Los albañiles, los más perjudicados en la cadena. 


“La cuarentena obligatoria paró los engranajes del motor de la construcción, llevando el freno de la actividad a muchos sectores y rubros esenciales del mismo, como corralones, ferreterías, obreros, transporte, metalúrgicas, plomeros, electricistas, arquitectos, ingenieros, diseñadores, alquileres de volquetes, baños químicos y muchos más” enumeró el ingeniero Franco Manganelli, titular de Ingenia Arquitectura. 


Para ellos, la problemática fue una posibilidad de reinventarse y comenzar con asesoramiento y reuniones virtuales con los clientes para concretar sus proyectos, pero reconocen que la mayoría de los sectores involucrados, se encuentran en una situación financiera y laboral complicada y necesitan que se reactive la actividad. 


La construcción y la rama inmobiliaria viene con una fuerte caída en el último semestre, agravado en este último mes por el COVID-19. Todo está cambiando y si bien nosotros pudimos adaptarnos a los cambios, entendemos que es imprescindible que la construcción se retome en un corto plazo”.


En algunas ciudades de la región, como Roldán, están trabajando en protocolos para reactivar de a poco la construcción. A nivel local, aún no se han pronunciado al respecto.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios
CLUB