Sábado, 23 de Octubre de 2021

Tiene 9 años y salió sexta en el Mundial de Escritura

Se trata de Guadalupe Garcia Paytas, que participó del cuarto Mundial de Escritura, un evento con un jurado de renombre.
Tiene 9 años y salió sexta en el Mundial de Escritura
No conforme con el premio obtenido Guadalupe se prepara para participar del próximo mundial.
Miércoles, 11 de Agosto del 2021

A los seis años empecé a escribir cuentos cortitos, y a los siete empecé a escribir unos cuentos de Isabelle Emerson; ahora ya llevo cuatro tomos. Es la historia de una nena que viaja por el mundo y hace magia”, nos explica Guadalupe Garcia Paytas. Ella es la niña lectora y escritora que se anotó en el Mundial de Escritura y avanzó hasta la sexta posición.

El Mundial de Escritura es un certamen que tiene jurados de la talla de Mariana Enriquez, Beatriz Sarlo, Alejandro Zambra o Pablo Bernasconi. Surgió como un desprendimiento de uno de los talleres de escritura de Santiago Llach. “Uno de mis alumnos había leído una investigación académica que decía que si hacías algo durante sesenta días seguidos se convertía en un hábito; con el grupo quisimos probar qué pasaba si escribíamos todos los días durante ese tiempo. Nos pusimos como meta escribir 3.000 caracteres por día, el equivalente a una página, en un archivo compartido, para poder leernos”, explica Llach.


El Mundial surgió en la cuarentena de 2020, y enseguida le añadieron una competencia para niños, en esa es en la que participó Guadalupe. Durante diez días de mayo de este año tuvo que escribir cuentos distintos. Sus cuentos fueron pasando de fase hasta que uno de ellos, el que sus compañeros consideraron mejor, La carta del Larousse, paso a la final, en donde finalmente quedó en sexto lugar.

“Sentí mucha emoción, felicidad y alegría”, nos dijo Guadalupe, sobre el momento en que se enteró el resultado. Esta semana empezará a hacer uso de su premio: un taller de escritura.

“Hay que acomodar las cosas y apoyarla, porque cuando van pasando los días es tan intenso el concurso que necesitan el apoyo, que uno se siente simplemente a acompañar mientras escribe. La casa por esos días cambia un poco por el movimiento para apoyarla. Y en el caso de Guada ella tiene la costumbre de escribir de noche. Dos semanas que son muy intensas pero muy gratificantes, porque uno va viendo como ella va avanzando y redactando”, nos cuenta Rosana Payta, la mamá.


La semana pasada, desde la librería Ponsatti le entregaron otro premio a Guadalupe, en reconocimiento al logro obtenido en el Mundial. “Nosotros queremos recibir a todos los chicos con inquietudes, por eso quisimos darle un premio para alentarla a que siga escribiendo”, explica María Eugenia Pons, titular de la librería.

Este 16 de agosto arranca el quinto Mundial y Guada ya se prepara para volver a participar. “Me gusta leer cuentos de ficción y fantasía como los de Harry Potter, pero también leo todo lo que llega a mis manos”, nos dice.


A continuación, el cuento ganador:

LA CARTA DEL LARROUSE 

Hola, soy el Larousse, el diccionario de Guada. De color blanco y con un difuminado de los colores del arcoíris en mi tapa, contratapa y lomo. Nací en el año 1996. Siempre estoy en la misma biblioteca, limpia y grande, junto a mis tres mejores amigos: La Luna del 1 al 10, El Club de Tea y El Principito, pero tenía un problema y un día caluroso, decidí escribirle una carta a Guadalupe.

GUADA:

Soy el diccionario Larousse. Te quiero pedir que me cambies de lugar, no quiero estar al lado de Gaturro. Agatha me molesta todo el día y Gaturron siempre me obliga a comer cosas abundantes. Shrek y Coco, son insoportables, hablan mucho.

Te cuento, que la protagonista del Diario de Pilar, me lleva una vez por semana a un país distinto, hoy fuimos a Perú, me encantó tanto, que compré todo lo que llegaba a mi vista. Todos los días descubro palabras nuevas y me las como para que se junten en mi estómago con las demás.

Mafalda e Inodoro Pereyra, me hacen reír siempre. Los libros de Julio Verne, me atraen, por eso verás que algunas veces no estoy en la biblioteca, ya que voy a dar un paseo  al centro de la Tierra o alrededor de la Luna.

¿Y qué me decís con Harry Potter? todo el tiempo está con esa varita mágica, una vez casi me deslomo, me hizo flotar y caí, pero de pronto, hizo un hechizo, me detuvo en el aire y volví  a mi lugar… me enfurecí mucho.

Los del club de Tea, son muchos, pero mi amigo es el último, Tras la pista del tulipán negro, porque las roedoras que están en ese cuento, buscan algo en mi país favorito: Holanda.

Desde que estoy aquí, aprendí más sobre el cuerpo humano, astronomía, historia y tecnología, con los libros del bibliotecom. Con mis otros amigos, los diccionarios, Santillana, el de inglés y el de sinónimos y antónimos, discutimos sobre las palabras.

El de Manuel Belgrano, todos los mediodías, va donde estoy, me deja un plato de palabras nuevas y me cuenta sus historias.

Por las mañanas, busco setas para que el Ickabog pueda alimentarse.

En las madrugadas, cuando vos estás durmiendo, voy con Matilda a una biblioteca  inmensa que tiene los mejores libros, ella me enseñó uno que muy interesante: El Apasionante Origen de las Palabras. Me emocioné tanto, que en una hora ya me había comido las palabras nuevas que me faltaban.

Te cuento que cuando tenés clases virtuales, saco el libro de los dinosaurios, voy a la alacena y busco un paquete de galletitas Oreo (por eso después de la clase decís ¿Dónde están?). Luego subo al respaldo de tu silla y sin que vos te des cuenta, observo apasionado la clase de Lengua. Pero esos días de Matemática, me aburro mucho, prefiero las letras.

Bueno Guada,  gracias por leer esta carta y  por favor ubicame donde está Cuentos de Buenas Noches para Niñas Rebeldes. Tu amigo Larousse.

Guada recibió la carta y se puso muy feliz. No podía creer que un libro quieto y silencioso podía tener vida. Ella lo cambió de lugar y  él se acurrucó de nuevo para dormir una tranquila siesta.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor

Comentarios